Toni Erdmann

 

En el Festival de Cannes 2016 existía un consenso insólito, y totalmente justificado, sobre cuál era la mejor cinta del festival. Aunque al final Ken Loach se acabaría llevando la Palma de Oro, la ganadora moral era Toni Erdmann. Resultando llamativo que en las sesenta y nueve ediciones del festival, únicamente haya habido una Palma de Oro femenina: El piano (1993) de Jane Campion. Una injusticia compensada en parte al ser la primera mujer en ganar el Premio FIPRESCI (Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica) y el Premio del Cine Europeo a la mejor película del año. Creando de esta manera unas expectativas desmesuradas, superándolas al ser sentidas en tu propia piel. El humor sirve como disfraz para un filme triste y el visionado se pasa en un suspiro. Erigiéndose firmemente como la mejor película de 2016. (Carlos Chaparro)

Top

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar