Las muertes chiquitas

 

Con la presencia de Mireia Sallarès y de la profesora Shilyh Warren, investigadora feminista en estudios cinematográficos y estéticos de la universidad UP de Dallas de EE.UU.

"Los orgasmos, como la tierra, son de quien los trabaja", es la frase que brota de las diversas voces implicadas en este proyecto que la artista catalana inició hace más de una década como un viaje por diferentes estados de la república mexicana, acompañada de su cámara de video y un rótulo luminoso de neón que decía: "Las muertes chiquitas." Este largometraje es parte del proyecto multidisciplinar que está formado además por una serie de 28 fotografías, audio-relatos, un libro y dos obras de papel picado.

"Como otras veces, me alejé de mi país y me fui al extranjero para sentir menos que el mundo entero es extranjero e incomprensible. Y a partir de aquí, y en mi descubrimiento de saber que en México, a veces al orgasmo, también se le llama "la Muerte Chiquita", este juego de palabras también título de canción, sirvió de inicio para a un proyecto que no sólo quería indagar sobre los orgasmos de las mujeres, sino también sobre la violencia y la muerte. Sobre las experiencias sincronizadas de la metáfora y de la realidad del placer y la muerte en el día a día del México contemporáneo "-Mireia Sallarès.

Top

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar